Grupo Farma10

Hay algo en el ambiente, pese a que la primavera sea experta en regalarnos días de ‘tiempo de locos’, que nos anuncia la inminente llegada del verano. La manga corta va ganándole terreno a marchas forzadas a los jerséis, las chaquetas y los chubasqueros; los paraguas vuelven a ser un elemento decorativo más de la casa y el día, que se alarga ya hasta que los presentadores de los informativos televisivos nos dan las buenas noches, es cada vez más luminoso.

Arranca el mes de junio y llega ese temidísimo momento de abrir el cajón de los bañadores e intentar embutirse en ese bañador tan mono con el que el año pasado causamos furor en la piscina… misión imposible. Cuando cayó el otoño, nos olvidamos de los buenos propósitos veraniegos y a los excesos del chiringuito se fueron sumando las copiosas cenas navideñas, los placeres culpables de las tardes de manta y película y, por supuesto, la amnesia selectiva respecto al pagado, pero nunca estrenado, carnet de socio del gimnasio del barrio.

Y ahora… ¡ay ahora! Llega la temida operación bikini. La desbocada carrera por reducir perímetro y ser, de nuevo, la sensación de la playa. Hay que amortizar ese bañador, que todavía tiene vida útil por delante y, para ello, tenemos que perder unos pocos kilos. Por estética… y por salud. Sobre todo, por salud.

Y es precisamente ahí, en lo relativo a la salud, donde encontraremos no sólo la fórmula del éxito de nuestra particular operación bikini sino, sobre todo, un método de adelgazamiento que no nos cree, a la larga, más problemas de los que trata de solucionar.

 

Nutricionista en farmacia

Sobrepeso, un problema generalizado

La farmacia se convierte, siempre y cuando no existan condicionantes médicos asociados que recomienden una supervisión facultativa, en el espacio ideal para que aquellos que deseen perder peso acudan a pedir consejo. Y nosotros, los farmacéuticos, seremos los mejores aliados para recomendar los mejores métodos para adelgazar responsablemente.

En España, según la reciente Encuesta Nacional de Salud más del 45% de los hombres y cerca de un 30% de las mujeres padecen algún grado de sobrepeso. Como todos sabemos, más allá de la cuestión estética, esta situación puede comportar ciertos riesgos de salud como el desarrollo de diabetes, hipertensión o enfermedades cardiacas y la farmacia, como ocurre con tanta frecuencia, se va a convertir en el primer punto de consejo en materia de nutrición para muchísimas personas.

Por ello, los profesionales farmacéuticos tenemos que ser capaces de ofrecer a nuestros pacientes el mejor y más profesional de los servicios posibles en esta área tan importante para muchos de ellos, algo en lo que los miembros de Grupo Farma10 se van a poder posicionar entre los líderes del sector.

Siempre hemos asegurado que en Grupo Farma10 sabemos que cada farmacia es un mundo y que, por lo tanto, tiene unas necesidades y posibilidades muy concretas y diferenciadas del resto. El modelo de distribución territorial de la farmacia en España hace que cada una de ellas deba adaptarse a la realidad de su entorno y, por lo tanto, no siempre resultará sencillo disponer de un servicio de dietética y nutrición en cada una de las oficinas.

Grupo Farma10, siempre en vanguardia

Por fortuna, las nuevas tecnologías nos permiten crear sinergias con las que cubrir huecos y necesidades que, de forma individual, no estarían al alcance de muchas oficinas. Para ello, Grupo Farma10 aprovecha el músculo que confiere ser una de las uniones farmacéuticas más importantes del país también en el área de la dietética y nutrición.

Tal y como explica Pablo Díez, CEO de Grupo Farma10, cualquiera de los miembros del grupo puede ofrecer el servicio en su oficina ya que “dispone de un servicio de nutricionista online. Gracias a él, nuestros pacientes pueden rellenar un formulario en el que recogemos una amplia información de sus necesidades, así como de sus gustos a la hora de comer”.

El responsable de Grupo Farma10 añade que, tras esa primera toma de datos, “los profesionales de nuestro departamento de dietética y nutrición pueden estudiar cada caso de forma personalizada exactamente de la misma manera a como lo harían en una cita presencial y, así, determinar una dieta personalizada”.