Grupo Farma10

Basta con echar un vistazo a nuestro alrededor para comprobar la enorme velocidad a la que nuestro mundo cambia. Desde las cosas más mundanas hasta avances con los que apenas podíamos soñar hace una década, el desarrollo humano, de la mano de la tecnología y la ciencia, parece haber apretado el acelerador a fondo con el fin de darle la vuelta a la realidad que nos rodea.

En poco más de una década nos hemos acostumbrado a esos aparatos táctiles que todos llevamos en el bolsillo y que la marca de la manzana lanzó por vez primera en 2007. Ya nadie entiende que sean los canales de televisión los que impongan qué ver y a qué hora, cuando decenas de plataformas nos permiten ser soberanos en nuestro consumo audiovisual. El CD tuvo una vida más corta que el propio cassette y ya nadie compra música en formato físico. El turismo espacial, que ahora da la sensación de ser cosa de solo unos años más, era, hasta no hace tanto, coto privado de las películas y series de ciencia ficción. ¡Hasta KITT se ha convertido en una realidad! la única diferencia es que a los coches autónomos reales, no se les habla desde el reloj.

Todo esto y mucho más convierten cualquier ámbito o actividad de nuestro día a día en un ecosistema sumamente volátil y en continua evolución. La farmacia, claro está, no es una excepción. Cada vez son más las nuevas tecnologías que llegan a esta industria para hacer más fácil y productiva la labor en las oficinas de farmacia. Un buen ejemplo de ello es el cada vez más extendido uso de los robots.

Todo ello, ha permitido que la farmacia española sea una de las mejores del mundo en términos de calidad, relación con el paciente, accesibilidad y proximidad. Pero cada paso en esa dirección supone un esfuerzo colectivo de todo el sector. Un empujón con un denominador común: la formación continua.

 

Planes personalizados

La labor del farmacéutico, como ya hemos contado en otras ocasiones, ha evolucionado mucho para poder estar a la altura de lo que la sociedad demanda de nosotros. Los profesionales de la farmacia ya no son, si es que algún día esta simplificación tuvo algún sentido, unos meros dispensadores de medicamentos. Eso es algo de lo que somos muy conscientes en Grupo Farma10, de la misma manera que sabemos que tan importante es mantener un buen programa de formación continua, como tener acceso al mismo y diseñarlo en base a la realidad y necesidades de cada oficina. Porque, como no nos cansamos de repetir, cada farmacia es un mundo.

Por todo ello, en Grupo Farma10 trabajamos día a día para ofrecer a nuestros miembros los mejores servicios, y eso nos lleva a crear alianzas estratégicas con las empresas líderes del sector. Al igual que ocurre con Mobil-M en el apartado del diseño de la propia oficina, para abordar todos los aspectos de la formación especializada hemos llegado a un acuerdo de alianza con Mediformplus, cuyo lema el futuro no se improvisa, se planifica, compartimos plenamente.

En este caso, Grupo Farma10 y Mediformplus han llegado a un acuerdo que nos permite ofrecer a todos nuestros socios un plan de formación personalizado para mejorar la gestión de sus oficinas.

Para llevarlo a cabo, existen distintas opciones, que pueden ser consultadas en su totalidad en este documento, que abarcan distintos aspectos de la gestión de nuestras farmacias y que están dirigidas tanto al propietario como al resto del equipo humano que trabaja en el día a día de la oficina.

Los programas de formación constituyen, en definitiva, una de las inversiones más rentables para cualquier empresa y en el caso de las farmacias, la profesionalización del equipo influye en la calidad del servicio y el consejo farmacéutico.