Grupo Farma10

No resulta nada sencillo aunar dos conceptos a primera vista tan antagónicos como los de la oficina de farmacia y un comercio tradicional. Recientemente hablábamos de lo difícil que puede resultar encontrar el equilibrio adecuado entre la necesidad de seguir ofreciendo un servicio como el que los pacientes esperan de su farmacia y el merecido descanso del personal que la atiende.

En un ámbito completamente distinto, pero no menos importante en la continua persecución de la rentabilidad del negocio, hablamos en esta ocasión de las rebajas dentro de un sector que, en gran parte de su modelo de negocio, está regulado y, por lo tanto, no tiene margen alguno de maniobra más allá de encontrar las mejores fórmulas de compra que permitan una reducción de los gastos corrientes mediante la adquisición de los productos con el mayor descuento posible, algo para lo que se torna fundamental contar con un aliado potente y asentado como Grupo Farma10.

Las rebajas, como sucede con todos los sectores comerciales, son una fenomenal herramienta de marketing que nos ayudará a conseguir el doble objetivo de atraer nuevos clientes a nuestra oficina y fidelizar a los ya existentes.

farmaceutica

Las rebajas permiten atraer y fidelizar a nuestros clientes

Los farmacéuticos sabemos que existen diversas gamas de productos que, bien por una cuestión estacional o por suponer una necesidad esencial en momentos determinados de la vida de nuestros clientes, pueden funcionar como un buen reclamo si se pueden y saben comercializar de la forma adecuada ofreciendo, en el momento preciso, rebajas sobre su precio habitual de venta.

Efectivamente, las rebajas en el mundo de la farmacia no sólo es una opción posible en una amplia gama de los productos que se encuentran a diario en nuestras oficinas, sino que también es una estrategia necesaria para, como se ha dicho, atraer y fidelizar clientes y para, como en muchos otros sectores, dar salida a un posible sobrante de existencias en la fase final de una determinada campaña como puede ser, en las fechas en las que nos encontramos, la de los productos de cuidado de la piel durante el verano.

Las rebajas, insistimos, no son más que una parte muy sustancial de lo que se define como marketing promocional, es decir, esa rama centrada en la adopción de una serie de acciones, siempre limitadas en el tiempo y dirigidas a una parte (target) muy concreta de nuestra clientela que, como fin último, tiene la activación o reactivación de las ventas.

Esta estrategia también debe de entenderse como una oportunidad de posicionamiento frente a la competencia externa que recibe la farmacia desde otros sectores para, ofreciendo al paciente razones de peso y originales, inclinar su decisión de compra hacia nuestro sector.

Pareja farmacéuticos

Para que la campaña tenga éxito y, por lo tanto, alcance los objetivos deseados, se deberán de atender una serie de conceptos fundamentales que, aunque lógicos, nunca está de más recordar:

1. Definir el objetivo de la campaña, un punto en el que ya deberemos trazar los resultados mínimos que deseamos alcanzar para, una vez terminada la misma, poder valorar su éxito.

2. Definir el target al que irá dirigida la campaña para, en base al mismo, poder tomar una decisión informada sobre el siguiente punto de la misma.

3. Definir las herramientas que se usarán para comunicar y publicitar la campaña.

4. Definir la duración y las condiciones en las que se desarrollará la campaña.

5. Controlar la promoción a lo largo de la campaña para poder evaluar su incidencia y, en caso necesario, corregir aquellas acciones que no estén teniendo el resultado esperado.

Como siempre que hablamos de estas cuestiones, insistimos en que estas son sólo unas pautas generales que deberán personalizarse a la situación de cada oficina de farmacia, a su entorno y sus posibilidades.

En Grupo Farma10 sabemos muy bien que no todos los farmacéuticos tienen el tiempo, la formación o la capacidad necesaria para afrontar un proceso como el de la creación de una campaña promocional. Por ello, nuestros expertos en marketing farmacéutico, están siempre disponibles para acompañarles en este proceso, dotarles de las herramientas e ideas necesarias y personalizar al máximo las promociones que más y mejor puedan ayudar a cada oficina.