Grupo Farma10

La cántabra Sara Fernández lleva cinco temporadas haciendo historia junto a Efrén Llarena en el mundo del automovilismo español. Ambos son señalados como la gran esperanza nacional en los rallys y, con el apoyo de Grupo Farma10 debutaban el pasado año en el grupo R5 (cuatro ruedas motrices) con la intención de acumular la mayor cantidad de experiencia y kilómetros posibles que les permitiese, ya en la temporada 2021 que comenzará en breve, atacar un objetivo tan ambicioso como la victoria en el Campeonato de Europa (ERC), lo que les podría abrir las puertas a la máxima categoría: el World Rally Car (WRC).

Con un calendario inicialmente previsto a ocho pruebas, la temporada 2021 debería comenzar el próximo día 6 de mayo con la celebración del LV Rally de Las Azores (Portugal), pero la actual situación sanitaria hace que, como ya ocurriera el pasado año, todos esos plazos sean, por el momento, provisionales.

Antes de, tal y como esperamos todos, embarcarse hacia las islas portuguesas para debutar en esta crucial campaña, Sara Fernández repasa lo que dio de sí el complicado 2020 y, conmemorando el día 8 de marzo, aprovecha para hacer un alegato sobre la presencia de la mujer en el mundo del motor. Apoyada, junto a Llarena, por Grupo Farma10, empresa líder de un sector donde la presencia de la mujer es inmensamente mayoritaria, donde superan el 70% de la masa profesional en España y en la que ocupan el 41% de los puestos directivos (casi 3,5 veces más que la media de las empresas que cotizan en el IBEX-25), Fernández es muy consciente del papel de ejemplo que todas ellas pueden ejercer en las nuevas generaciones.

«La de 2020 fue una temporada muy atípica en la que no pudimos ir con los kilómetros que necesitábamos a cada carrera»

Sara Fernández, copiloto del Equipo Rally Grupo Farma10

La temporada pasada fue complicada en lo deportivo, porque debutaban en el grupo R5, pero también por los muchos cambios y cancelaciones que sufrió el calendario. ¿Qué fue lo más complicado de gestionar para ustedes?

Desde luego, fue muy atípica. Para empezar, tuvimos que reducir el número de test y eso provocó que no pudiéramos ir con el número de kilómetros deseable a cada carrera. A eso, como dices, se unió el hecho de que dábamos el salto a un coche de cuatro ruedas motrices, completamente diferente. Necesitábamos esos kilómetros de adaptación y fue bastante complicado.

En una temporada tan atípica, se unen el no tener continuidad y esa falta de kilómetros y adaptación a su nuevo coche. ¿Qué es lo más complicado de gestionar?

Sin duda, la falta de kilómetros. Nosotros hemos pasado a un nivel, que es el ERC, en el que la gente está muy preparada y es un mundo muy profesional. Por ello, la preparación es indispensable. En este deporte, además, no puedes entrenar cuando tú quieras. Nosotros tenemos que alquilar un coche, montar una pista, contar con todos los permisos, ambulancias… para hacer una simple prueba.

En España las restricciones fueron mayores que en el norte de Europa, donde los pilotos sí pudieron seguir trabajando durante la pandemia. Eso supuso un hándicap para nosotros, que llegamos a la primera carrera, en Roma, sin apenas kilómetros en asfalto. Y eso nos ha sucedido en casi todas las carreras.

En 2021 vuelven a cambiar de coche y correrán con un Škoda Fabia R5. ¿El cambio de marca es un paso similar al cambio de categoría o es una transición más sencilla?

Este año es un cambio más pequeño. Ya tenemos experiencia en un 4×4 y sabes cómo va a ser la conducción. Además, la categoría y los rivales son los mismos. También es verdad que es un coche totalmente diferente. Nosotros siempre hemos estado ligados al grupo PSA y ahora cambiamos a un Škoda. ¡Vamos a ver qué tal se nos da!

«Pudimos probar el nuevo Škoda Fabia R5 gracias al Grupo Farma 10 y nos ha transmitido muy buenas sensaciones.

¿Ya han podido probar el nuevo coche?

Efrén ha estado probando el Škoda Fabia R5 del Equipo Grupo Farma10 en un test reciente. Pudo hacerlo en agua y sobre asfalto y las primeras impresiones han sido muy buenas. Ahora necesitamos hacer unos test de tierra y vamos a ver qué conclusiones sacamos de él.

Efrén es un piloto que se adapta muy bien a cualquier coche. Él, además de piloto, es mecánico y eso hace que entienda muy bien el funcionamiento de todo. Aquí es donde se va a ver que se va a adaptar muy rápido. Efrén trabaja muy bien con el ingeniero. Quizás, sea la persona a la que más valora dentro del equipo y entre ellos van a dar con un buen set-up.

Insiste mucho en la adaptabilidad de Efrén, pero ¿cuál es la importancia, dentro de esa ecuación, de que usted, como copiloto, también sea capaz de adaptarse?

En mi caso, creo que la metodología es la misma. Quizás, los primeros dos o tres kilómetros, hasta que ves el ritmo del coche, estás a ver cómo va la cosa. Al final, para mí es lo mismo. Si vas un poco más deprisa o un poco más despacio, lo único que tienes que hacer es anticiparte un poco más o un poco menos.

En el salto de R4 a R5 sí costó un poco más porque las cosas pasan mucho más deprisa y tienes que adaptarte un poco más.

Sara Fernández, copiloto del Equipo Rally Grupo Farma10

La relación entre piloto y copiloto es de total y absoluta confianza, algo en lo que seguro que pueden dar consejos a cualquier otro sector profesional. ¿Cómo se trabaja esa cuestión tan fundamental para ustedes?

El deporte es un poco peculiar porque parte de los logros que consigues llegan a través de la perseverancia y el trabajo duro, pero también hay un tanto por ciento de talento con el que tienes que nacer. En nuestro caso, el primer año que corrimos juntos no nos conocíamos de nada y tuvimos que trabajar mucho en ese sentido.

¿Cómo lo hacían?

Haciendo muchas notas por Cantabria, de donde soy yo. Una fórmula que usamos al principio para que yo interiorizara el sistema de notas, que es lo más importante para un copiloto, es que fue él quien me enseñó a coger notas a su manera.

En definitiva, es algo que se consigue con mucho trabajo y una gran inversión de horas. Esto no es sólo llegar al rally y correrlo. Para ganar un campeonato tienes que dar el 100% en todo lo que haces.

Efrén asegura que este año van a por el triunfo en el ERC. ¿Es usted igual de ambiciosa?

Efrén y yo nos parecemos muchísimo en ese sentido. Siempre vamos a ganar y desde que empezamos a correr juntos siempre hemos ido a los campeonatos que el objetivo de ganar. Personalmente, soy muy optimista y creo que lo podemos conseguir. Conocemos el campeonato y es nuestro segundo año en la categoría R5.

Efrén es muy joven, pero a la vez es muy rápido y tiene las cosas muy claras. Sabe muy bien lo que cuesta llegar a cada carrera y no va a desaprovechar esta oportunidad.

«Las mujeres vamos haciendo camino, poco a poco, en el mundo del motor»

Sara Fernández, copiloto del Equipo Rally Grupo Farma10

Hoy se celebra el día de la mujer y la presencia femenina en el mundo del motor sigue siendo minoritaria. En cualquier caso, cada vez se ven más mujeres en sus distintas categorías. ¿Cree que ustedes todavía están abriendo camino o están ya ampliando el que iniciaron otras como Jutta Kleinschmidt, Michele Mouton o Danica Patrick?

Creo que poco a poco se va haciendo camino. Es cierto que es muy difícil encontrar chicas en los rallys. Cuando yo empecé, en 2005, no había muchas chicas. Lo que ocurre es que en categorías inferiores hay muchísimas chicas, pero en el momento en el que pasas a un nivel mucho más alto, ves que el número de mujeres se reduce enormemente. Creo que es ahí donde tenemos que seguir luchando para que haya más mujeres en equipos oficiales de alto nivel.

Pese a ello, creo que se están haciendo las cosas muy bien. La base de la pirámide es el karting y es importantísimo que tengamos niñas ahí porque todo lo que hay ahora irá subiendo poco a poco con el paso del tiempo y, por ello, espero que las cosas cambien. Para mi generación va a ser muy difícil ver a una chica en un WRC o en un equipo oficial, pero tengo la esperanza de que las generaciones que vienen por detrás lo podrán conseguir.

¿Cuál cree que es el motivo para que se produzca ese descenso del número de mujeres al llegar a determinado salto de nivel?

La verdad es que no lo sé. Siempre me fijo en la gente que está en lo más alto y ahí sólo encuentro a Ilka Minor haciendo cosas interesantes. Puede ser porque es un deporte de gustos más masculinos. Quizás, sea sencillamente porque a las mujeres no les gusta tanto y, por lo tanto, las opciones de una chica entre cien chicos son menores.

Dicho esto, también veo que las cosas están cambiando y que las nuevas generaciones cambian. Veo muchas niñas en el Campeonato de España de kartings y quiero pensar que muchas irán a las fórmulas y otras a los rallys.

¿Cómo fue su caso?

Éramos tres hermanos y yo soy la única chica. Ellos competían en motocross desde niños, pero a mi, por ser chica, sólo me dejaban entrenar. Nuestros padres pensaban de una forma diferente a como se hace hoy. Querían protegernos de lo que entendían que era un deporte peligroso, pero eso ha cambiado.

«No soy partidaria de crear una categoría femenina»

Incluso con el objetivo de fomentar una mayor presencia femenina, ¿sería partidaria de dividir los deportes del motor en distintas categorías como ocurre con otros deportes?

(Suspira) ¡Ese es el gran debate! Hay pesonas que creen que deberían crearse esas categorías diferentes. Yo no creo que deba hacerse. Yo me subo al coche de carreras y me da igual si mis rivales son chicos o chicas. No creo que se nos deba de separar.

Sí es cierto que, por ejemplo, los pequeños trofeos del Campeonato de España a la primera pilota ayudan a incentivar la presencia femenina. Tenemos que pensar que somos deportistas y, por lo tanto, somos referencia de muchos niños y niñas. Creo que una niña que ve a una chica subir al podio le está dando visibilidad y eso también cuenta.

¿Usted percibe que el mundo del motor es un mundo machista?

Es cierto que cuando yo empecé, en 2005, era más difícil. La gente no tenía mucha confianza en mi y creo haber demostrado que estaban equivocados. Las mujeres tenemos muchas cualidades y muy buenas para el trabajo que desempeñamos como copiloto. Somos muy metódicas, ordenadas, responsables, no tenemos miedo… son cosas que se valoran mucho en el asiento de la derecha.

Una gran satisfacción para mi es demostrar a toda esa gente que pensaba que no iba a estar a la altura que sí lo estoy y que, incluso, he podido ser mejor que otros muchos chicos.

Cuando usted empezó a interesarse por este mundo, ¿sus referentes ya eran mujeres o, ante la ausencia de ellas, se fijaba más en el espejo de los hombres?

Mis referencias siempre fueron chicos. Quizás sí había chicas, pero tenían menos visibilidad. Cuando empecé a correr en Cantabria tenía un referente muy claro que era Jordi Barrabés, copiloto de Quique Ojeda; o Carlos del Barrio, que es un copiloto de diez, de lo mejor que hay en el mundo. También por supuesto, Luis Moya.

Hoy en día sí es verdad que tengo más referentes femeninos, como Ilka Minor, que me parece de las mejores copilotos del mundo. Creo que tendría que estar en un equipo oficial de WRC. Ha demostrado que es muy buena y que es muchísimo mejor que cualquier chico.

Calendario ERC 2021 (Provisional)

Calendrio ERC 2021